Centro asociado a

Intereses personales vs Dificultades

TEST DE NIVEL

A veces, se da una gran coincidencia de que todos los profesores que tienes en las diferentes escuelas y que están relacionados con idiomas extranjeros… no resultan muy buenos en su materia. O que por lo menos, no saben cómo transmitir esos conocimientos. Y si a eso le sumamos una pequeña dificultad a hacía esa materia… Se acaba produciendo un desagrado hacia dicha asignatura. Ese fue mi caso, desde que tengo recuerdo de ello. Estudiar una tercera lengua y más tarde añadir una cuarta? Imposible para aquella niña.

 Así que, ¿qué resultó más fácil? Rendirse, conseguir sacar el mínimo para aprobar en la escuela y olvidarse de ello para siempre. Eso fue lo fácil.

 Pero esa misma niña, creció y empezó a interesarse por otros países, otras culturas, otra clase de música, otra clase de series, etc. Y se encontró con una pequeña dificultad, toda esa información que buscaba estaba en inglés. Genial pensó. Pero aun así, al principio se las apañó y conseguía medio entender lo que leía.

Poco después, conoció a más gente interesada en esos temas. Personas con las que sólo podía entenderse si era en inglés. Ya empezaba a resultar más difícil la cosa… ¿Cómo se iba a hacer entender con esas personas?

Entonces se preguntó:  ¿será la hora de empezar a eliminar esa barrera que siempre la acompañó? ¿Realmente podría? ¿Valdría la pena intentarlo?

Y así fue, una vez encontró esa motivación, ese interés… Se puso a intentarlo otra vez. Pero esta vez en serio, sin rendirse de primeras. Era difícil al principio, pero no por eso se rindió. Tenía un objetivo y pensaba cumplirlo. Quería ser capaz de poder hablar ese idioma sin problemas, quería ser capaz de leer en ese idioma y entenderlo sin problemas. Quería demostrar, que era posible hablar un tercer idioma por mucho que costara al principio.

 Largo tiempo después, consiguió la mejor prueba de que lo había conseguido. De que por fin, había superado una de sus mayores dificultades desde que era una niña. Tuvo la oportunidad de encontrarse con una de esas personas con la que años atrás conoció y por las que decidió volver a intentarlo. Esa niña, y ya no tan niña, fue capaz de estar 48h con aquella persona tan especial y vio que por fin era capaz de estar horas y horas hablando un idioma que no era el suyo y no le suponía ningún problema.

 A veces, hay ciertas cosas en la vida que nos suponen un reto, una dificultad. La opción más fácil siempre será dejarlo de lado y hacer ver que no existe. Pero… ¿no es mejor seguir intentándolo? ¿Poder llegar a sentir esa gran felicidad cuando sabes que lo has conseguido?

No es mejor poder decir: lo he conseguido y ha sido todo gracias a mi esfuerzo.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Newsletter

¿Tienes dudas sobre este curso o quieres incribirte?
Contactamos contigo

E-mail



Medios sociales